Dulce

SALSA SALADA DE CARAMELO CASERA  (SALTED CARAMEL SAUCE)

caramelo-salado-5

caramelo-salado-6

La salsa casera de caramelo salada es una receta básica en repostería. Puede parecer curioso que una salsa dulce lleve sal, pero esta combinación es perfecta para mí. Combina la suavidad del caramelo con un pequeño toque salado que hace que la sensación dulce se intensifique aún más. En realidad la función de la sal en esta salsa es realzar el sabor del caramelo, haciéndolo mucho más intenso y duradero en el paladar.

Esta salsa podemos tomarla caliente, templada o fría.

En su versión caliente combinaría a la perfección con una bola de helado de vainilla o de nata o de nuestro sabor favorito. Quedaría estupendo con un buen helado de queso. Es como la versión de helado con chocolate caliente pero usando caramelo, delicioso de las dos maneras. Además, la vainilla y el caramelo son una pareja perfecta, son como el Gordo y el Flaco, como Chip y Chop, como Flik y Flak, inseparables. Siempre quise tener uno de estos relojes cuando era pequeña, me parecían lo más. Y qué me decís de la cancioncilla del anuncio, genial, somos dos en un reloj.

Dejemos estas añoranzas de la infancia y sigamos con nuestra salsa salada de caramelo.

Si la salsa la usamos templada podemos recubrir tartas, cupcakes y demás pastelillos. Un cupcake con cobertura de mantequilla (buttercream en inglés pero es que me resisto a usar esta palabra pudiendo decir crema de mantequilla)  con un poco de salsa salada de caramelo quedaría delicioso. Y como en el caso de la salsa caliente, recubriendo un cheesecake quedaría espectacular.

Por último, en frío, cuando la salsa se ha solidificado y adquiere consistencia de crema tipo Nutella o Nocilla es perfecta para untar sobre una tostada o para comer directamente a cucharadas. Umm!!! Sin lugar a dudas esta es mi salsa dulce favorita.

caramelo-salado-3

La receta no puede ser más sencilla.  Tan sólo necesitaremos cuatro ingredientes para hacerla.

Ingredientes

  • 200g de azúcar
  • 200g de nata para montar o nata espesa
  • 65g de mantequilla
  • 1 tsp de sal gruesa marina o en escamas

Con estas cantidades sale aproximadamente salsa para rellenar dos botes pequeños y un poco más. En este caso hemos reciclado unos frascos de cristal de unos yogures espectaculares de la Granja Cantagrullas. Ya os hemos hablado de esta quesería en otra ocasión. Si tenéis oportunidad no dejéis de visitar su quesería en Ramiro, Valladolid. Os va a encantar y sus productos aún más.

Si queremos hacer menos cantidad emplearemos la mitad de las cantidades indicadas. Nos saldrá un tarrito pequeño, ideal para consumir en el día o para una única elaboración.

Elaboración

Necesitaremos una sartén de base gruesa o un cazo que no sea muy grande. Es mejor que tengan la base gruesa porque de esta manera se repartirá el calor de forma más uniforme y homogénea por toda la superficie.

En primer lugar vamos a hacer el caramelo. Calentamos la sartén o el cazo y añadimos el azúcar. En este caso hemos usado azúcar blanco normal pero también podéis usar azúcar de caña o moreno. El caramelo quedará de un color más oscuro pero igual de bueno. Normalmente añado un par de cucharadas de agua para hacer el caramelo pero en esta ocasión podemos prescindir de este paso ya que luego le vamos a incorporar la nata. De todas formas se puede añadir el agua sin ningún problema. Remover con unas varillas o con una cuchara de madera.

Poco a poco el azúcar irá cristalizando, tomando un color primero amarillo pálido y posteriormente un rubio pajizo. Calentad el azúcar sin prisa. No pongáis el fuego a tope porque es muy fácil que el caramelo coja un color muy oscuro y no queremos eso para esta receta. El caramelo oscuro está muy bueno y lo haremos así cuando queramos cubrir el fondo de una flanera pero en esta ocasión el punto del caramelo ha de ser rubio.

Una recomendación: cuidado con las quemaduras de caramelo. Son una de las peores quemaduras que hay, ya que el caramelo acumula una cantidad de calor increíble y alcanza unas temperaturas muy elevadas. Mucho cuidado y atentos a las posibles salpicaduras. Os lo digo por experiencia.

Cuando el caramelo esté en el punto ideal bajamos el fuego al mínimo. Cortamos la mantequilla en trozos pequeños y la incorporamos al caramelo. Remover de manera que toda la mantequilla se integre con el caramelo. Haced este paso sin prisa, removiendo con cuidado.

A continuación añadimos la nata y seguimos removiendo. Poco a poco la salsa irá espesando. Este paso tarda cuatro o cinco minutos, dependiendo del calor del fuego o de la vitrocerámica. Una vez pasado este tiempo apagamos el fuego y seguimos removiendo un poco más. Fuera del calor añadimos 1 tsp de sal y removemos.

En caliente, rellenamos los tarros de cristal y añadimos unos granitos o escamas de sal.

caramelo-salado-5

Si vamos a tomarla caliente, pues nada una cuchara y a cubrir lo que queramos. Si no la vamos a tomar inmediatamente dejamos que se enfríe en su tarro y después la tapamos. Para almacenar, guardar en el frigorífico. Dura en frío entre 8 y 10 días pero os aseguro que no va a durar tanto, va a volar. Si os sobra salsa y la refrigeráis, solo tenéis que calentarla unos segundos en el microondas para volver a usarla.

En un tarro bonito es una idea estupenda como regalo. No tenéis más que adornar un poco el frasco y os quedará genial para regalar en estas fechas que se aproximan.

caramelo-salado-2

Espero que os haya gustado. Hasta la próxima receta.

caramelo-salado-4

 

Te gustarán

3 Comments

  • Reply
    TARTA DE CALABAZA O PUMPKIN PIE | La Dulceneta
    diciembre 4, 2014 at 12:19 pm

    […] […]

  • Reply
    Helado de vainilla casero con salsa de caramelo salado | La Dulceneta
    junio 24, 2015 at 8:05 am

    […] darle un toque un poco especial a este helado vamos a usar un poco de salsa de caramelo salado. En una entrada anterior os contábamos cómo hacer esta deliciosa […]

  • Reply
    Galletas de mantequilla con avena y caramelo | La Dulceneta
    noviembre 12, 2015 at 8:11 am

    […] Salsa salada de caramelo (opcional) […]

  • Deja un comentario