Dulce

Bundt cake de frambuesas

bundt-cake-frambuesa-5

bundt-cake-frambuesa-5

¿Bundt Cake? Muchos os preguntareis qué demonios es eso. Los bundt son moldes de aluminio de corona con una parte central cónica y hueca. De esta manera, el calor se distribuye de forma uniforme por todo el molde. La marca responsable de estos moldes es Nordic Ware, de origen estadounidense. Os recomiendo que visitéis su página web.

Este tipo de moldes comenzaron a fabricarse a mediados de los años 50 y se popularizaron gracias a una receta de un pastel alemán llamado Kugelhopf. Por lo que se ve, las amas de casa de esa época se volvían locas con la receta del bizcocho de nombre impronunciable y Nordic Ware diseñó un molde especial para él.

En realidad, y como bien dice Bea, del blog El rincón de Bea, sólo debería llamarse Bundt cake a los bizcochos horneados en estos moldes. Nosotros no somos tan puristas y de momento los vamos a seguir llamando Bundt cake. En La Dulceneta nos morimos por tener algún molde de esta marca pero os he de decir que no son baratos, a partir de 30€. El problema es que son todos tan bonitos que en el momento en que compremos uno vamos a querer los demás, os lo aseguro.  El modelo que más me gusta es el Heritage, de líneas sencillas y muy elegantes. En muchas tiendas online podéis encontrarlos si os decidís a adquirir uno de ellos. Os dejamos aquí el enlace a Maria Lunarillos por si queréis echar un vistazo.

También os recomiendo visitar el blog I love bundt cakes. Podréis ver las maravillas que hacen en él. Muy recomendable.

Como os comentaba, por desgracia no tengo ningún molde Nordic Ware pero sí el típico molde de corona de aluminio y uno muy similar al modelo clásico de Nordic Ware pero de silicona y de otra marca. La verdad es que los moldes de silicona no son mis favoritos pero cuando lo compré estaba muy bien de precio y me apetecía probar.

Si no os apetece gastaros los dineros en un molde Nordic Ware podéis usar uno de corona de aluminio normal y corriente. La única dificultad que tiene esta receta es respetar los tiempos de enfriado del bundt cake para que no se nos rompa al sacarlo del molde.

He elegido las frambuesas porque creo que la mezcla del sabor ácido de la fruta combina muy bien con el dulzor del bizcocho. Además la fruta le aporta mucha jugosidad por lo que obtendremos un bizcocho nada seco y que nos durará bastantes días sin que se no ponga duro.

Para hacer este delicioso  Bundt cake de frambuesas necesitaremos lo siguiente:

Ingredientes

  • 185 g mantequilla
  • 4 huevos
  • 300 g harina
  • 200 g azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza de leche ( unos 250 ml)
  • 2 cucharaditas de vinagre
  • una pizca de sal
  • 150 g de frambuesas

Preparación del molde

En primer lugar hemos de engrasar nuestro molde. Si vamos a usar uno de silicona podemos saltarnos este paso. Para los moldes de aluminio hemos de engrasar muy bien nuestro molde. Con un poco de mantequilla derretida o aceite pintamos con un pincel toda la superficie interior del molde. También podemos hacerlo con un trozo de papel de cocina mojado en aceite o mantequilla. Este paso es fundamental y conviene hacerlo concienzudamente. En muchos libros y recetas después de este paso enharinan el molde. Yo en este caso no lo hago porque luego el pastel queda con una película exterior de harina que no me gusta. Creo que con aceitar es suficiente. Cuando tengamos el molde engrasado lo reservamos.

También se puede emplear spray desmoldante. Resulta muy útil para este tipo de moldes. Se vende en tiendas especializadas en repostería tanto físicas como online.

Elaboración

Para elaborar este bundt cake he usado frambuesas congeladas ya que no las he encontrado frescas en la frutería. La fruta congelada es una buena opción para este tipo de preparaciones. Suelo tener siempre en el congelador unas bolsas con frutas del bosque, mango y similar por si en invierno no las encuentro frescas. Además son bastante económicas y duran muchas semanas congeladas. Sacar las frambuesas del congelador justo cuando las vayamos a usar o unos cinco minutos antes. Si tenemos frambuesas frescas pues mucho mejor.

Si vais a usar fruta congelada os recomiendo no descongelarla y usarlas directamente del congelador. ¿Por qué razón las usamos congeladas? Si se descongelan, las frambuesas comienzan a soltar jugo que teñirá de rosa nuestra mezcla. No es malo, ni afecta al sabor del bundt pero sí teñirá nuestra masa. Al cortar no se distinguirán las frambuesas de la masa. Creo que queda más bonito con la masa de su color y las frambuesas destacando.

Ponemos la leche en una taza o jarra pequeña y añadimos un par de cucharadas de vinagre. Remover y dejar reposar al menos diez minutos. Es una forma casera de hacer buttermilk . La verdad es que no encuentro traducción para este término. Se puede ver también como suero de leche y en los países anglosajones es muy normal emplearlo en repostería. Es una especie de leche cortada pero a mí me ha sido imposible encontrarla en mi ciudad. Si la encuentras puedes usarla pero la leche con vinagre es un buen sustituto. Reservamos.

Cortamos la mantequilla en dados y batimos con las varillas o con el robot. Batir hasta que la mantequilla quede cremosa y sin trozos. Incorporamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que quede completamente incorporado y la mezcla quede esponjosa. Cuando hayamos alcanzado este punto añadimos los huevos ligeramente batidos de uno en uno. Hasta que un huevo no se integre en la masa no añadimos el siguiente. Probablemente cuando añadamos el último huevo la masa tenga un aspecto cortado, no importa, así es como debe quedar. Este bundt lleva bastantes huevos y es normal que pase esto.

Añadimos el extracto de vainilla y batimos.

En un recipiente mezclamos la harina con la levadura y una pizca de sal. Mezclamos bien y tamizamos.

Añadimos una tercera parte de la mezcla de harina con levadura a nuestra masa de huevos y mantequilla. Usar una espátula si lo hacemos a mano, no las varillas. A continuación añadimos la mitad de la leche con vinagre. Remover e incorporar muy bien. Repetimos el paso de un tercio de harina y removemos y añadimos la leche restante. Acabamos con el tercio de harina que nos quedaba. La masa ha de quedar bien mezclada, sin grumos ni pegotes de harina. Hacer este paso con delicadeza y sin batir ni remover en exceso. Cuando la masa esté bien mezclada volcamos  la mitad sobre el molde que habíamos engrasado previamente. Os recomiendo verter la mezcla desde un único punto del molde. La masa irá buscando ella sola los huecos del molde. Una vez que hayamos echado la mitad de la masa incorporamos la mitad de las frambuesas, repartiéndolas de manera uniforme. Añadir el resto de masa y por último colocar las frambuesas restantes de la misma manera que antes.  Alisar la superficie con una espátula. Ya está listo para hornear.

Horno

Precalentamos el horno a 180ºC durante unos minutos.

Colocamos nuestro molde sobre la rejilla del horno, no sobre la placa. De esta manera, el calor se distribuye mejor y de una manera más uniforme. Colocar la rejilla en la posición central del horno.

Hornear a 180ºC durante 45-50 minutos sin ventilador. Es una masa bastante húmeda al llevar fruta por lo que puede que necesite algo más de tiempo para acabar de hacerse. Cuando falten 5 o 8 minutos para el final pinchamos nuestro bund cake con un palillo y comprobamos si le falta más tiempo de horneado. Si el palillo sale manchado añadir cinco minutos más de cocción.

Cuando nuestro bundt cake ya esté listo lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla 10 minutos exactamente. Eso es al menos lo que indica Nordic Ware para que el resultado sea excelente. Si lo sacamos antes de los diez minutos se va a romper con toda seguridad y si tardamos veinte minutos en sacarlo, el bundt comenzará a humedecerse y se romperá también al sacarlo del horno. No se recomienda meter un cuchillo por el borde del molde ni nada que se le parezca. Pasados los diez minutos el bundt comenzará a despegarse del borde. Podemos ayudarle con un suave movimiento, sacudiéndolo con mucho cuidado y delicadeza. Ponemos la rejilla sobre el molde y le damos la vuelta con cuidado pero con decisión. Una vez desmoldado dejamos que se enfríe por completo sobre la rejilla.

bundt-cake-frambuesa-3

Decoración

Si usáis alguno de los moldes de Nordic Ware, la decoración está de más en este caso porque las formas son tan bonitas que sería una pena taparlas. Simplemente he espolvoreado un poco de azúcar glasé. Si os apetece también podéis derretir un poco de chocolate blanco de cobertura y echar por encima de bundt cake. El chocolate blanco y las frambuesas son una combinación estupenda.  Otra opción es cubrir con un glaseado hecho simplemente con azúcar glasé y unas pocas cucharadas de agua o leche. Por cada 100 g de azúcar un par de cucharadas de agua o leche. Si vemos que la mezcla queda muy espesa podemos añadir un poco más de líquido pero sin pasarnos para que no nos quede demasiado ligero y no cubra nuestro pastel. Este glaseado se puede emplear en la gran mayoría de bizcochos y pasteles.

bundt-cake-frambuesa-2

La textura de este bundt cake de frambuesa es húmeda y superjugosa. Nada de un bizcocho seco y sin untuosidad. Se nota perfectamente la mantequilla junto con la ligera acidez de las frambuesas. Es una combinación perfecta.

bundt-cake-frambuesa-1

Nos puede durar varios días en perfectas condiciones siempre y cuando lo tengamos alejado del aire. Si tenemos una campana de cristal lo tapamos con ella y si no es así lo cubrimos con un film de cocina.

Apetecible a cualquier hora del día. Si tenéis alguna duda acerca de la elaboración de la receta de hoy no dudéis en enviarnos un correo o dejad un comentario en la entrada. Os contestaremos con mucho gusto e intentaremos resolver todas vuestras dudas. No seáis tímidos y enseñadnos vuestras elaboraciones. Os lo agradeceremos mucho.

bundt-cake-frambuesa-4

Espero que os haya gustado. Hasta la próxima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te gustarán

2 Comments

  • Reply
    rocio
    febrero 18, 2016 at 11:21 am

    Hola, buenos dias!! Me preguntaba si sirven las frambuesas secas en el caso de no disponer de las frescas ni congeladas. Gracias y me encantan tus recetas. Animo!

    • La Dulceneta
      Reply
      La Dulceneta
      febrero 18, 2016 at 1:27 pm

      Hola! La verdad es que yo no he usado frambuesas secas nunca en este tipo de recetas ya que las frescas y congeladas las encuentro con facilidad. Si vas a usar fruta seca, en este caso frambuesas, te recomiendo que las pongas en remojo en agua templada hasta que se hidraten y pierdan parte de su dureza.También las puedes hidratar en una infusión de té, o de cualquier variedad de infusión de frutos rojos. Otra opción es sustituir las frambuesas por fresas o fresones cortados en trozos pequeños. El Bundt cake te va ha quedar buenísimo también.
      Muchas gracias por seguir nuestro blog. Nos encanta hablar con vosotros y resolver todas las dudas o preguntas que tengáis. Un saludo:)

    Deja un comentario