Dulce

Bizcocho de fresas y queso

bizcocho-fresas-queso-7

Aprovechando que estamos en plena temporada de fresas hemos pensado en hacer un Bizcocho de fresas y queso que se prepara en muy poco tiempo y que nos va a solucionar el desayuno, el almuerzo o la merienda.

bizcocho de fresas y queso

La temporada de fresas es relativamente corta y dura aproximadamente desde febrero hasta mayo por lo que este es el mejor momento para disfrutarlas.

Las fresas son bajas en calorías, tienen un alto poder saciante, gran contenido en fibra, contienen multitud de vitaminas… Y lo mejor de todo es que están buenísimas. Se pueden utilizar en postres, en ensaladas, hacer salsas o mermeladas, zumos, batidos…

Lo mejor es guardarlas en el frigorífico sin cortarles el rabito en una bandeja sin amontonarlas y tapadas con un trozo de film. De esta manera nos aguantarán frescas y en óptimas condiciones durante varios días.

Para que este bizcocho de fresas sea aún más rico vamos a incorporar queso crema tipo Philadelphia en su elaboración. La untuosidad y cremosidad del queso nos van aportar al bizcocho una jugosidad extra. Si no habéis probado antes el queso crema en un bizcocho este es el momento. Os aseguro que a partir de ahora lo vais a usar en multitud de tartas y bizcochos.

Vamos con la receta de esta semana.

Ingredientes

Para un molde tipo plum cake grande.

  • 175 g de queso crema tipo Philadelphia
  • 100 g de mantequilla punto pomada
  • 200 g de azúcar
  • 1 limón
  • 3 huevos L
  • 300 g de harina
  • 150 ml de leche
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 de bicarbonato sódico
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 1 cucharadita de esencia de fresa (opcional) o de vainilla
  • 250 g de fresas
  • Azúcar glasé para decorar

Elaboración del bizcocho de fresas y queso

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos el molde con un poco de aceite o mantequilla. Reservamos.

Preparación del suero de leche o buttermilk casero

En primer lugar vamos a mezclar la leche con una cucharada de vinagre. Obtendremos una leche de aspecto cortada, como un yogur muy ligero. Removemos y lo dejamos reposar al menos 15 min a temperatura ambiente. Si vamos a tardar mucho tiempo en usarlo, lo mejor es guardarlo en el frigorífico. Reservamos.

Preparación de la masa del bizcocho de fresas

Batimos la mantequilla punto pomada junto con el queso crema hasta que la mezcla quede homogénea y cremosa. Incorporamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que se integre por completo en la mezcla.

Añadimos los huevos de uno en uno. Hasta que no se haya integrado uno no echamos el siguiente. Seguimos batiendo un par de minutos más.

Lavamos el limón y lo secamos muy bien. Rallamos el limón y reservamos la ralladura. Lo exprimimos y reservamos el zumo para usarlo un poco más tarde.

Para rallar el limón lo mejor es usar un rallador fino  como el que os dejo en este enlace. Y para exprimir el zumo de una manera fácil os dejo una artilugio muy chulo que sirve para limones, limas… Muy útil y barato.

En los ingredientes os indico esencia de fresa. Podemos obviar este ingrediente si no tenemos a mano esencia de fresa o sustituirlo por esencia de vainilla. Si vamos a usar alguna de estas esencias ahora es el momento de añadirlas.

En un recipiente grande tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato y la pizca de sal. Incorporamos la mitad de esta mezcla a la mezcla anterior. Mezclamos hasta que se incorpore y añadimos la leche cortada a continuación. Removemos y mezclamos. Incorporamos la mezcla de harina que nos queda junto con una cucharada o dos de zumo de limón y mezclamos hasta que no nos quede ningún grumo.

Ya tenemos la mezcla lista para llenar nuestro molde. Sólo nos quedan las fresas. Lavamos la fresas y las secamos. Quitamos el rabito y las cortamos a lo largo por la mitad.

Llenado del molde

Vertemos en el molde un tercio de la masa. Colocamos una capa de fresas y cubrimos con otro tercio de mezcla de bizcocho. Repetimos la operación y acabamos con una capa de fresas.

bizcocho de fresas y queso

¡Listo para entrar en el horno!

Horno

Con el horno precalentado colocamos el molde en la zona media a 180ºC y dejamos que se cocine durante 50 minutos. A los 45 minutos comprobamos si el bizcocho está hecho pinchando con un palillo o una varilla y sale limpio significa que nuestro bizcocho ya está listo para salir del horno.

Una vez que el bizcocho está horneado lo colocamos en una rejilla hasta que se enfríe y comience a despegarse del molde.

Cuando esté templado sacamos el bizcocho del molde y lo colocamos en la rejilla hasta que se enfríe por completo.

bizcocho de fresas y queso

Cuando esté frío por completo podemos espolvorear un poco de azúcar glasé por toda la superficie del bizcocho para decorar un poquito.

bizcocho de fresas y queso

¡Ya está listo para comer! Es un bizcocho delicioso, muy jugoso y tierno, con un sabor a fresas increíble. Ideal para desayunar o merendar y una forma de incluir fruta en nuestras elaboraciones. A los más pequeños de la casa les va a encantar.

bizcocho de fresas y queso

Para conservarlo podemos guardarlo en un portatartas o en una bandeja tapado con film de cocina. De esta manera estará tierno y jugoso varios días.

Espero que os haya gustado y hasta la próxima.

Te gustarán

2 Comments

  • Avatar
    Reply
    eva
    mayo 12, 2016 at 4:50 am

    Me encantan todas tus recetas, son espectaculares! ¿Has pensado en darte a conocer en alguna red social especializada? Hay una app que se llama Foodies Moveando y seguro que tendrías mucho éxito. Yo te voto! 🙂

    • La Dulceneta
      Reply
      La Dulceneta
      mayo 12, 2016 at 10:04 am

      Hola Eva,muchísimas gracias por tus amables palabras. Me alegra mucho saber que te gusta el blog y las recetas que publicamos en él. Respecto a la app de la que me hablas le echaremos un vistazo, seguro que es muy interesante. No conocía esta app, gracias por hablarnos de ella. En cuanto tenga un ratito me pongo que ello. Esperamos seguir viéndote por aquí. Un saludo 🙂

    Deja un comentario