Dulce

Galletas de naranja y arándanos rojos

galletas-naranja-arandanos-3

La receta de hoy lleva una combinación de ingredientes que en La Dulceneta nos encanta, naranja y arándanos rojos. Vamos a preparar con ellos unas galletas de naranja y arándanos rojos de chuparse los dedos.

Galletas de naranja y arándanos rojos

Los arándanos rojos los usaremos secos o deshidratados, como las ciruelas y las pasas. Son muy fáciles de encontrar en cualquier supermercado o gran superficie y en La Dulceneta los hemos usado ya en alguna ocasión. La combinación de sabores de los arándanos, un poco dulces, un poco ácidos y su textura crujiente los hacen ideales para estas galletas.

Las naranjas son un básico en repostería y creo que es muy difícil no tener un par de ellas en casa en cualquier ocasión. Podemos emplear tanto la ralladura como la pulpa o el zumo en muchas recetas. En esta ocasión usaremos la ralladura y el zumo de este rico cítrico.

Os contamos cómo hacer estas galletas de naranja y arándanos rojos a continuación.

Galletas de naranja y arándanos rojos

Ingredientes

  • 300 g de harina
  • 90 g de mantequilla punto pomada
  • 90 g de azúcar blanquilla
  • 1 huevo L
  • 90 g de azúcar moreno
  • Una naranja
  • 100 g de arándanos rojos deshidratados
  • 1 tsp de levadura tipo Royal
  • 1 tsp de esencia de naranja (opcional)
  • Una pizca de sal

Elaboración de las galletas de naranja y arándanos rojos

En primer lugar rallamos la naranja y añadimos la ralladura a la harina junto con la levadura y una pizca de sal. Reservamos la mezcla.

Preparación de los arándanos secos

Los arándanos secos hemos de hidratarlos antes de usarlos en esta receta. En lugar de hacerlo en agua templada vamos a usar el zumo de la naranja. Exprimimos la naranja y lo calentamos unos segundos en el microondas, solo lo justo para que esté templado, no caliente como un café con leche.

Metemos los arándanos en el zumo y dejamos que se hidraten durante 15-20 minutos. Reservamos.

Preparación de la masa de galletas de naranja

Empezamos con la masa de las galletas. Colocamos la mantequilla punto pomada en un cuenco y la batimos hasta que esté cremosa. Añadimos los dos tipos de azúcar y seguimos batiendo hasta que la mezcla quede homogénea y sin grumos de azúcar.

A continuación incorporamos el huevo y batimos hasta que la mezcla quede sedosa y lisa.

Sólo nos quedan por añadir los ingredientes sólidos y el zumo. Añadimos la mezcla de harina que habíamos preparado al comienzo de la receta y con una espátula o cuchara grande removemos hasta que se mezcle todo.

Por último, con un colador pequeño colamos los arándanos reservando el zumo. Añadimos los arándanos sin el zumo y la esencia de naranja y mezclamos. El zumo lo vamos a incorporar poco a poco. Puede que todo el zumo sea mucha cantidad y que la masa nos quede muy ligera. Añadimos dos o tres cucharadas de zumo y mezclamos. Comprobamos la consistencia de la masa y si admite más zumo le añadimos otras dos cucharadas. Repetimos este paso hasta que la masa tenga la consistencia adecuada, ni demasiado dura ni demasiado blanda. Puede que esto os despiste un poco pero es cuestión de práctica y saber cuando nuestra masa tiene el punto adecuado. Un consejo, es mejor no añadir todo el zumo si tenemos dudas acerca de la cantidad.

Cuando tengamos la masa lista la colocamos en una superficie enharinada y la amasamos ligeramente para darle forma de cilindro. Envolvemos la masa en un trozo de plástico de cocina como si fuera un caramelo gigante y la refrigeramos durante 20-30 minutos.

Pasado este tiempo sacamos la masa del frigorífico y hacemos bolas del tamaño de una nuez aproximadamente. Las colocamos en una bandeja antiadherente o con un papel de horno.

Galletas de naranja y arándanos rojos

Horno

Horno precalentado a 180ºC. Horneamos a esta temperatura durante 15-18 minutos o hasta que las galletas adquieran un tono dorado. Si necesitan algunos minutos más estaremos muy atentos al horno ya que se pueden quemar en un abrir y cerrar de ojos.

Cuando estén listas las sacamos del horno y colocamos la bandeja sobre una rejilla hasta que se enfríen un poco. Cuando se hayan templado, las pasamos a la rejilla y las dejamos enfriar por completo.

Galletas de naranja y arándanos rojos

La textura de estas galletas es increíble. Es una mezcla entre una cookie y un bollito o galleta hojaldrada. Son muy ligeras y tiene un sabor a naranja muy intenso. Son estupendas para cualquier hora del día y no vais a poder comer sólo una.

Galletas de naranja y arándanos rojos

Guardadas en una lata o recipiente hermético nos aguantan dos o tres días.

Galletas de naranja y arándanos rojos

Espero que os hayan gustado y hasta la próxima.

 

 

 

Te gustarán

No Comments

Deja un comentario