Dulce

Angel´s Food

angel-food-6

angel-food-6

Después de unos días de vacaciones, en La Dulceneta volvemos a la carga y os traemos una receta espectacular. Se trata de un Angel´s food.  Esta receta de hoy tenéis que hacerla sí o sí.  El Angel ´s food es un bizcocho jugoso, ligero y esponjoso a más no poder. El mismo nombre ya indica que es una comida digna de los ángeles. Además se realiza con muy pocos ingredientes y su elaboración es bastante sencilla.

Para realizar este bizcocho tan delicioso es imprescindible un molde especial. Es un molde cilíndrico, alto y con un tubo central. Lo ideal es que este molde sea de aluminio y que se pueda desmontar. Además estos moldes tienen tres pequeñas patitas que nos serán muy útiles para enfriar el angel´s food después.

Aquí os dejo unos enlaces  para que veáis cómo es este molde y donde podéis adquirirlo. Yo os recomiendo el molde de Nordic Ware o el de Wilton. El tamaño de los moldes oscila entre los 18 cm y los 25-26 cm de diámetro. En La Dulceneta tenemos el molde grande de Nordic Ware y la receta que os vamos a contar está hecha para este molde.  Creo que hacerse con un molde de este tipo es una buena inversión ya que cuando probéis este bizcocho lo vais a querer hacer mil veces más.

Otra peculiaridad de este bizcocho es que que entre sus ingredientes se emplea el cremor tártaro. El cremor tártaro es una sal ácida que se obtiene como subproducto en la elaboración del vino. Se emplea en repostería para estabilizar las claras, prevenir la cristalización de jarabes, etc.

En muchas tiendas especializadas en productos de repostería se puede encontrar con facilidad. Con un tarro pequeño es suficiente para muchas recetas ya que la cantidad usada es muy pequeña.

Para hacer esta receta es fundamental su uso. En Directo al paladar os cuentan más cosas sobre el cremor tártaro.

Vamos con la receta del Angel´s food. Esta receta está adaptada del libro del Rincón de Bea, apasiónate por la pastelería.

Ingredientes

  • 12 claras de huevo pasteurizadas
  • 400 g de azúcar
  • 125 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de cremor tártaro
  • 1 o 2 cucharaditas de esencia de vainilla (al gusto). También podemos usar otras esencias: limón, naranja, almendras… en lugar de la esencia de vainilla

Elaboración

Precalentamos el horno a 180 ºC.

En primer lugar hemos de limpiar el molde y las varillas de la batidora muy bien, sin que queden restos ni suciedad. Secar con un paño o papel de cocina.

El molde que vamos a usar es de aluminio y nunca, nunca, repito nunca se engrasa. De esta manera el bizcocho se pega a las paredes del molde y sube mucho mejor.

Para hacer esta receta es recomendable tener como mínimo una batidora de mano de varillas y si es un robot o una Kitchen Aid pues mucho mejor. Al tener que batir tantas claras, las batidoras facilitan mucho la tarea. Hacer esto a mano puede ser bastante largo y pesado pero se puede hacer. Sólo hace falta tener unos buenos brazos y algo de paciencia.

Colocamos las claras frías sobre un recipiente grande o en el vaso del robot. Tamizamos el cremor tártaro y la pizca de sal y se lo añadimos a las claras. Comenzamos a batir a velocidad baja.  A medida que las claras vayan espumando y cogiendo consistencia iremos aumentando poco a poco la velocidad pero sin llegar a máxima velocidad.

Esta tarea nos va a llevar un buen rato ya que la cantidad de claras que tenemos es muy grande.  Seguimos batiendo hasta que lleguemos a un punto en el cual se forman picos blandos, es decir los picos se caen al poco tiempo de formarse.

Este es el punto ideal para comenzar a añadir el azúcar. Previamente lo tamizamos dos o tres veces. Este paso es necesario para evitar que caiga algún pegote de azúcar en la masa. Además de esta manera incorporamos más aire a la masa.

Añadimos el azúcar poco a poco. Una cucharada cada vez. Añadimos una cucharada y sin dejar de batir (a baja velocidad) esperamos unos diez segundos antes de añadir la siguiente. Repetimos este proceso hasta acabar con el azúcar.

En este punto las claras han de estar brillantes y firmes. Añadimos el extracto y batimos hasta que quede totalmente incorporado. Paramos la batidora.

En otro recipiente tamizamos la harina junto con la levadura. A velocidad baja, añadimos la harina con levadura en dos o tres veces. Batir durante una par de minutos. Con una espátula, acabamos de incorporar la harina en la masa.

Ya tenemos nuestra masa lista para llevar al molde.  Llenamos el molde con la masa siempre desde el mismo lado. La gravedad hará su efecto y la masa se repartirá perfectamente por todo el molde.  Alisamos un poco la superficie y ya está preparado para ir al horno.

Horno

Horneamos durante 45-50 minutos a 180 ºC. No abrir el horno hasta que no hayan pasado por lo menos 35-40 minutos.

Sabremos que el Angel´s food estará listo cuando su superficie esté doradita, firme al tacto y al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho este salga limpio. Si no es así dejar en el horno cinco minutos más.

Enfriado

Cuando el bizcocho esté horneado, lo sacamos del horno y lo colocamos sobre una rejilla. Lo dejamos allí un par de minutos. Pasado este tiempo, le daremos la vuelta y dejaremos que se enfríe en esa posición 1 hora. Si lo dejamos menos de este tiempo, es posible que al desmoldar se nos rompa y si los dejamos más de una hora, se nos puede humedecer mucho dentro del molde y se nos romperá de igual manera al desmoldarlo.

Es muy importante que el molde tenga tres pequeñas patas para facilitar la circulación del aire.

angel-food-1

Desmoldado

Una vez que el bizcocho está frío llega el momento de desmoldarlo. Damos la vuelta al molde y con una espátula o con un cuchillo fino pasamos por todo el contorno del molde. Lo haremos de una única pasada.

Damos de nuevo la vuelta al molde y con mucho cuidado sacamos el molde. Podemos ayudarnos de un plato para darle la vuelta. Una vez desmoldado sólo nos queda pasar la espátula por el tubo central para que el bizcocho se separe de esta pieza. Como la vez anterior lo hacemos de una única pasada con mucho cuidado. Sólo queda pasar la espátula por la base del molde y despegarlo con cuidado.

Una vez desmoldado, colocamos el angel´s food sobre una rejilla y dejamos que se enfríe por completo. Con 30-45 minutos de enfriado será suficiente.  Es muy importante que el bizcocho esté completamente frío. Si no es así se nos romperá al partirlo. Os recomiendo usar un cuchillo de sierra para cortarlo.

angel-food-4

Se puede decorar con un poco de azúcar glasé o con chocolate pero está tan bueno que no me apetecía añadirle nada más. El aspecto del Angel´s food es un poco rústico ya que al pegarse por completo al molde quedarán muchas imperfecciones pero eso no es lo más importante. Lo mejor es su sabor: jugoso, esponjoso, casi se deshace en la boca al comerlo.

Además dura bastantes días tierno si lo tenemos tapado con una campana de cristal o algo similar.

angel-food-3

Cuando lo probéis os va a encantar. Sé que siempre digo lo mismo de casi todas las recetas pero en esta ocasión no me equivoco si os digo que os va a encantar. Se va a convertir en vuestro bizcocho favorito.

angel-food-5

Si os ha quedado alguna duda o no entendéis alguno de los pasos no dudéis en poneros en contacto con nosotros mediante el correo electrónico,  en los comentarios o en las redes sociales. Os contestaré con mucho gusto y lo más rápido que pueda.

angel-food-2

Espero que os haya gustado. Hasta la próxima.

 

Te gustarán

3 Comments

  • Reply
    Lina Lopez
    abril 19, 2015 at 10:14 pm

    Me gustan mucho las recetas.

    • La Dulceneta
      Reply
      La Dulceneta
      abril 26, 2015 at 11:02 am

      Gracias Lina. Esperamos seguir viéndote por aquí 🙂

  • Reply
    Cupcakes angel´s food con frutas del bosque | La Dulceneta
    junio 18, 2015 at 8:15 am

    […] algunas semana, en La Dulceneta hicimos un bizcocho Angel´s food, un bizcocho hecho a base de claras y sin ningún tipo de grasa. Este bizcocho es muy, muy ligero, […]

  • Deja un comentario