Dulce

Galletas de avena, dátiles y pasas

galletas-avena-datiles-pasas-3

¡Qué olor tenemos hoy en la cocina! No os lo podéis imaginar pero es que estas galletas de avena, dátiles y pasas desprenden un aroma increíble. Las galletas que vamos a hacer hoy nos aportan una buena dosis de energía por lo que son una buena idea para tomar después de una sesión de gimnasio, para llevar de almuerzo al trabajo, a la biblioteca o simplemente para tomar a media mañana con un café.

galletas de avena, dátiles y pasas

Vamos a utilizar dátiles, un ingrediente que hasta ahora no habíamos empleado en La Dulceneta.

Los dátiles son el fruto de la palmera datilera y generalmente los consumimos como una fruta seca, es decir una fruta que a perdido parcialmente parte de su contenido en agua. Al perder la mayoría del agua del fruto, los azúcares naturales se concentran y por este motivo todas las frutas secas tienen un sabor bastante dulce por lo que debemos tener cuidado con la cantidad que ingerimos.

En el caso del dátil, su contenido en azúcar puede llegar hasta el 70 % pero si los tomamos en pequeñas cantidades pueden formar parte de una dieta rica y equilibrada. Lo mismo nos sucede con las pasas. Poseen un alto contenido calórico pero en esta receta la cantidad que usaremos es pequeña.

Estas galletas de avena, dátiles y pasas son una opción casera para reponer fuerzas después de un gran desgaste físico o mental ya que nos ayudarán a reponernos con mayor facilidad y rapidez. Ya nunca más comprarás barritas energéticas en el supermercado.

Ingredientes

  • 1 huevo L
  • 120 g de mantequilla
  • 125 g de copos de avena
  • 125 g de harina (también puedes usar harina de trigo integral)
  • 175 g de azúcar moreno
  • 1 tsp de levadura
  • Una pizca de sal
  • 2 tbsp de miel
  • 100 g de dátiles sin hueso
  • 80 g de pasas

Elaboración de las galletas de avena, dátiles y pasas

Precalentamos el horno a 180ºC. En una bandeja para horno colocamos una lámina de papel vegetal o de cocina. Reservamos.

En un recipiente amplio mezclamos la harina con los copos de avena, la levadura y la pizca de sal. Los dátiles sin huesos los cortamos del mismo tamaño que las pasas para que todos los tropezones de las galletas sean más o menos iguales. Añadimos los dátiles cortados y las pasas a la mezcla anterior y removemos para repartirlos uniformemente. Reservamos esta mezcla.

En otro recipiente batimos la mantequilla punto pomada junto con el azúcar moreno. Batir hasta obtener una mezcla esponjosa y sin grumos.

A continuación añadimos el huevo y batimos hasta que se incorpore por completo en la mezcla. Después incorporamos las dos cucharadas de miel. Si la miel está muy sólida podemos calentarla unos segundos en el microondas para que vuelva a tener aspecto líquido.

Añadimos la mezcla de ingredientes secos que habíamos preparado al principio y con ayuda de una cuchara grande o de una espátula mezclamos hasta obtener una masa sin grumos. Puede que la masa esté un poco pegajosa al tacto. No es necesario añadir más harina ya que estas galletas tienen una textura tierna. Si añadimos más harina, cuando las horneemos se nos van a quedar como un mazacote y muy duras, algo que no nos interesa.

Si vemos que la masa es demasiado pegajosa, la introduciremos en el frigorífico unos 10-15 minutos para que adquiera más consistencia.

Con la ayuda de una cuchara hacemos bolitas del tamaño de una pelota de pin pon y las colocamos sobre la bandeja del horno. También podemos usar una cuchara de helado de tamaño mediano. Podemos aplastarlas ligeramente con la ayuda de una cuchara pero apretando muy poco. No es necesario aplanar las bolitas por completo. En el horno se extenderán ellas solitas.

Horno

Colocamos la bandeja en la parte media-baja del horno. Horneamos a 180ºC durante 12-15 minutos. Pasado este tiempo las sacaremos del horno. Parecerán muy blandas pero al enfriarse se endurecerán Dejamos la bandeja sobre una rejilla y dejamos enfriar unos minutos. Luego colocaremos las galletas directamente sobre la rejilla y dejaremos que se enfríen por completo.

Cuando estén frías las podemos guardar en una lata o recipiente hermético. Se conservarán en buenas condiciones durante 3-4 días.

galletas de avena, dátiles y pasas

Estas galletas de avena, dátiles y pasas son muy fáciles y como habéis visto están llenas de buenas y saludables propiedades. Yo que vosotros me ponía hacerlas pero ya mismo.

galletas de avena, dátiles y pasas

Como las llevéis un día al gimnasio o a la piscina os las van a quitar de las manos. Os van a encantar, seguro.

galletas de avena, dátiles y pasas

Espero que os haya gustado y hasta la próxima.

galletas de avena, dátiles y pasas

Te gustarán

No Comments

Deja un comentario