Dulce

Bizcocho de yogur y glaseado de limón

bizcocho yogur 2

Después de tantas y tantas recetas en La Dulceneta, hasta hoy no habíamos preparado ningún bizcocho de yogur, el típico de las medidas con el vasito del mismo yogur.

bizcocho yogur 2

Muchas veces pensamos cosas muy complicadas y al final lo que realmente nos apetece es comer un buen trozo de bizcocho, como el que vamos a preparar hoy: bizcocho de yogur con glaseado de limón.

Es una receta facilísima, sin complicaciones ni ingredientes raros. Sólo necesitamos el vaso del yogur para las cantidades. En este caso he usado un yogur natural de 200 g aunque la mayoría de los yogures son de 125 g. En muchos supermercados y grandes superficies podéis encontrar este tipo de yogures. También se puede usar yogur de sabores. Como en esta receta vamos a cubrir el bizcocho con un glaseado de limón podéis emplear yogures de limón para dar mayor sabor.

No me enrollo más y nos ponemos manos a la obra con este delicioso bizcocho de yogur y glaseado de limón.

Ingredientes

Para el bizcocho:

Tomamos como medida el vaso del yogur

  • Un yogur natural sin azúcar de 200 g
  • 1 vaso de aceite de oliva suave o de girasol
  • 1 vaso de azúcar (1 1/2 si eres muy goloso)
  • 3 vasos de harina
  • 1 sobre de levadura química
  • Una pizca de sal
  • 2 huevos L
  • Ralladura de un limón (opcional)
Para el glaseado:
  • 200 g de azúcar glasé
  • Zumo de un limón
  • Hojas de menta para decorar

Elaboración

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos un molde con aceite o mantequilla. Podemos usar un molde redondo de unos 20 cm de diámetro o uno alargado tipo plum cake.

En primer lugar vamos a mezclar los ingredientes secos. Tamizamos la harina junto con la levadura y la pizca de sal.

Lavamos el limón y rallamos la piel. Es importante que rallemos únicamente la piel ya que la parte blanca de la piel del limón puede amargar un poco. Añadimos a la mezcla de harina. Reservamos.

En otro recipiente grande o en el cuenco del robot de cocina batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su tamaño y la mezcla adquiera un color amarillo pálido. Podemos batir con unas varillas manuales pero con la batidora de varillas o el robot de cocina tardaremos menos tiempo.

A continuación añadimos el aceite sin dejar de batir. Lo mejor es añadirlo poco a poco para que la masa se vaya montando ligeramente, igual que una mahonesa casera.

Cuando hallamos incorporado todo el aceite añadimos el yogur y seguimos batiendo hasta que se integre por completo en la mezcla.

Por último sólo nos queda por añadir la mezcla de harina y levadura. La incorporamos de dos o tres veces sin batir la mezcla demasiado, lo justo para que todos los ingredientes se integren por completo y no se formen grumos.

Una vez que tengamos preparada la mezcla llenamos el molde engrasado y nos vamos al horno.

Horno

Horneamos a 180ºC durante 45-50 min o hasta que al pinchar el bizcocho de yogur con un palillo este salga limpio.

Una vez que ha pasado este tiempo y el bizcocho está listo lo sacamos del horno y dejamos que se enfríe sobre una rejilla.

Glaseado de limón

Exprimimos el limón que hemos empleado antes para obtener la ralladura. Reservamos el zumo.

Ponemos el azúcar glasé en un recipiente o cuenco pequeño y vamos añadiendo zumo de limón poco a poco. Primero un par de cucharaditas y removemos. Nos quedará una masa pastosa y un poco dura. Añadimos más zumo de limón hasta obtener una consistencia como de yogur batido o de crema ligera. Si el glaseado es muy líquido no nos cubrirá el bizcocho y se escurrirá casi todo. Es mejor añadir el zumo poco a poco que pasarnos y rectificar luego añadiendo más azúcar.

Cuando el bizcocho de yogur esté completamente frío glaseamos. Con una cuchara añadimos poco a poco el glaseado. Queda bonito si escurre un poco por los lados del bizcocho.

Por último podemos añadir unas hojas de menta picadas o simplemente un par de hojitas enteras a modo de decoración.

bizcocho de yogur y glaseado de limón

Sencillo, bonito y lo mejor de todo buenísimo. Es un bizcocho de yogur muy fácil y sencillo pero ideal para tener en casa y desayunar o merendar.

Variando el sabor del yogur puedes obtener diferentes bizcochos con una misma receta. Imagínate este bizcocho con un yogur de frutas del bosque o de frambuesas. ¡Delicioso!

bizcocho yogur 3

Espero que os haya gustado y hasta la próxima.

Te gustarán

No Comments

Deja un comentario