¡Qué ganas tenía de hacer esta delicia de Tarta de hinojo y cebolla caramelizada! A simple vista puede parecer una tarta salada más pero es increíble cómo con tan pocos ingredientes se puede preparar un tarta tan rica y sabrosa como esta.

Tarta de hinojo y cebolla caramelizada

En esta ocasión, y para que nadie me ponga excusas del tipo: “es que se tarda mucho en hacer la base”, “es que me da pereza y no me atrevo a hacer la base” y cosas por el estilo, vamos a usar hojaldre refrigerado. Si tienes hojaldre congelado, también puedes usarlo pero previamente descongelado. También se puede usar masa quebrada casera o refrigerada, como prefiráis.

Vamos a usar un ingrediente que no hemos utilizado nunca en La Dulceneta, el hinojo. Seguro que muchas veces  habéis visto en la frutería o en el supermercado bulbos de hinojo y nunca los habéis comprado porque no se os ocurre qué hacer con él.  A mí me pasaba lo mismo. Siempre que los veía me apetecía usarlos en alguna receta pero al final nunca los compraba. Pues con esta tarta de hinojo se acabó el problema.

El hinojo es una planta herbácea con forma de bulbo blanco y con unos tallos verdes y que tiene un sutil sabor a regaliz y a anís.  Se puede usar en sopas, salsas, salteados, etc. y a partir de ahora en tartas saladas como la que vamos a hacer en esta ocasión.

Es una receta muy sencilla y al alcance de todo el mundo. ¡Qué no se diga que comer bien es difícil!Tarta de hinojo y cebolla caramelizada

Ingredientes

Para un molde de unos 22-24 cm

  • Una lámina de hojaldre refrigerado
  • 4 huevos L
  • 200 ml de crema fresca o créme fraîche
  • 1 cebolla dulce grande
  • Un bulbo de hinojo grande
  • Eneldo
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración de la tarta de hinojo

Preparación de la base de la tarta de hinojo

Como el hojaldre que vamos a usar no es casero, la tarta se prepara en un abrir y cerrar de ojos.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Para comenzar con la tarta de hinojo, lo primero que haremos será colocar la lámina de hojaldre sobre el molde. Yo he usado uno de cerámica pero también podría ser metálico, de vidrio o de silicona. La verdad es que hay una gran variedad y cosas preciosas.

Engrasamos un poco el molde y colocamos la lámina de hojaldre.

Primero hornearemos en blanco para que el hojaldre quede crujiente. Para que el hojaldre no suba al hornearlo lo pincharemos con un tenedor en toda la base. Además colocaremos un relleno provisional. Se pueden usar garbanzos o alubias que harán de falso relleno. Colocamos una hoja de papel de horno o un trozo de papel de aluminio y sobre él, el relleno.

Horneamos a 180ºC durante 10 minutos.

Pasado este tiempo sacamos el molde del horno, retiramos el relleno y dejamos que se enfríe.

Preparación del relleno

Para preparar el relleno de la tarta de hinojo hemos de picar la cebolla y el hinojo en juliana, todo lo fino que podamos. Partimos la cebolla por la mitad y con un cuchillo bien afilado la cortamos finita. Hacemos lo mismo con el hinojo.

Tarta de hinojo y cebolla caramelizada

En una sartén ponemos 3-4 cucharadas de aceite de oliva y calentamos a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, añadiremos la cebolla. Salpimentamos al gusto.  A fuego medio-bajo cocinaremos la cebolla hasta que comience a ponerse transparente. En ese punto añadimos el hinojo y una pizca más de sal y pimienta. Cocinaremos hasta que la cebolla esté caramelizada y el hinojo tenga un bonito color dorado. Dejamos que se enfríe la cebolla y el hinojo y reservamos.

En un recipiente amplio batimos los huevos con una pizca de sal. Añadimos la crema fresca y batimos hasta tener una mezcla uniforme.

La crema fresca le va a dar una cremosidad a la mezcla increíble. Si no encontráis crema fresca podéis usar nata para cocinar o leche evaporada. La leche evaporada es una buena opción si queréis que la tarta sea un poquito más ligera.

Para darle un toque fresco yo le añadido un poco de eneldo pero puedes usar otra especia: orégano, salvia, estragón. Añadimos la especia que más nos guste.

En el molde ya frío añadimos la cebolla caramelizada y el hinojo. Lo repartimos de manera uniforme por toda la tarta. Añadimos la mezcla de crema y huevos poco a poco para que no salpique. Si os apetece podéis añadir algo de queso rallado.

Horno

Con el horno precalentado, horneamos durante 30 minutos a 180ºC.

Si durante el horneado, el hojaldre se tuesta un poco, podéis tapar la tarta de hinojo con un trozo de papel de aluminio o papel de horno.

Pasado este tiempo, la sacamos del horno.

Ya tenemos la tarta de hinojo lista para hincarle el diente. Podemos tomarla caliente, templada o fría. A mí me gusta cuando todavía está caliente pero de un día para otro está igual de buena. Como la base es de hojaldre, este con el paso del tiempo se reblandecerá pero podemos darle un golpe de horno suave para calentarlo un poco al día siguiente.

Con una ensalada de acompañamiento, esta tarta de hinojo y cebolla caramelizada se convierte en una cena estupenda, que se prepara en poco más 40 minutos. Además, si tenéis niños en casa que les cuesta comer verdura y cosas nuevas, esta es una forma deliciosa de camuflarlo.

También es una buena opción para llevar a la oficina o al trabajo. Una buena idea para no comer el clásico bocadillo o algo rápido en el bar de turno. ¡También se puede comer bien en el curro!

Tarta de hinojo y cebolla caramelizada

Espero que os haya gustado y hasta la próxima.