Casi sin darnos cuenta, La Dulceneta cumple esta semana tres años. Para celebrarlo por todo lo alto hoy os proponemos una Tarta de chocolate negro y blanco con crema de pistacho que va a hacer las delicias de los más chocolateros de la casa.

Tarta de chocolate negro y blanco con crema de pistacho

Es una tarta de chocolate muy fácil de hacer pero que os va a llevar vuestro tiempo, no os voy a engañar. Lo mejor es preparar los bizcochos con antelación para ahorrar algo de tiempo. Lo mismo sucede con la crema de pistachos. Si la tenéis preparada un día o dos antes, mucho mejor.

Como la receta es un poco larga no me enrollo más y comenzamos. ¡Manos a la obra con esta tarta de chocolate negro y blanco con crema de pistacho!

IngredientesTarta de chocolate negro y blanco con crema de pistacho

Para la crema de chocolate blanco y pistacho
  • 150 g de pistachos tostados y pelados
  • 150 ml de leche de almendras
  • 280 g de chocolate blanco en gotas
Para el bizcocho de chocolate

Todos a temperatura ambiente

  • 65 g de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 2 huevos tamaño L
  • 160 ml de aceite de oliva suave o de girasol
  • 300 g de harina
  • 200 g de azúcar moreno
  • 1 ½ cucharaditas de levadura química
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • Una pizca de sal
  • 125 ml de nata para montar 35% materia grasa
  • 125 ml de agua hirviendo
  • 1 cucharadita de café soluble
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
Para la crema de chocolate blanco
  • 250 g de mantequilla punto pomada
  • 250 g de azúcar glasé
  • 200 g de chocolate blanco
  • 3-4 cucharadas de leche a temperatura ambiente
Para la cobertura de chocolate
  • 125 g de chocolate negro
  • 25 g de mantequilla
  • 50 ml de leche
Para la decoración
  • Cobertura de chocolate
  • Grageas de chocolate blanco o de cualquier otro tipo de chocolate
  • Virutas de chocolate con leche y chocolate blanco

Elaboración de la crema de pistachos y chocolate blanco

En primer lugar, vamos a derretir el chocolate blanco al baño María. Colocamos un cazo con agua y sobre él un cuenco en el que pondremos el chocolate blanco. Calentamos sin que el agua llegue a hervir y con una espátula removemos lentamente hasta que el chocolate blanco se haya deshecho. También podemos deshacerlo con mucho cuidado en el microondas.

En un procesador de alimentos picamos los pistachos con la leche de almendras. Si no tenemos procesador podemos picarlo con una batidora de mano. Picamos la mezcla durante 5-8 minutos o hasta que nos quede una pasta homogénea y sin trozos grandes de pistacho. En lugar de leche de almendras podemos usar leche de vaca o cualquier otra leche vegetal como puede ser de avena, de avellanas… La leche de almendras aporta un toque dulce a la crema de chocolate blanco y pistachos.

Cuando el chocolate blanco derretido se haya templado podemos mezclarlo con la pasta de pistachos y leche de almendras. Con ayuda de una espátula mezclamos hasta que nos quede una crema homogénea de aspecto untuoso. Guardamos en un tarro de cristal.

Tarta de chocolate negro y blanco con crema de pistacho

Elaboración del bizcocho de chocolate

Precalentamos el horno a 175ºC.

Preparamos dos moldes de 18 cm antiadherentes. Engrasamos con aceite o mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina. También se puede hacer en un único molde.

Mezclamos el agua hirviendo con el café soluble. Removemos hasta que el café se disuelva por completo en el agua caliente. Reservamos.

En un recipiente grande mezclamos y tamizamos la harina junto con el cacao, la levadura, el bicarbonato y la pizca de sal. Reservamos.

En otro recipiente mezclamos el aceite con el azúcar y con ayuda de una batidora de varillas eléctrica batimos. También podemos mezclarlo con unas varillas manuales.

A continuación, añadimos los huevos y batimos 4-5 minutos hasta que se incorporen por completo en la masa. En este momento incorporamos la esencia de vainilla. Batimos hasta que se integre en la mezcla.

El siguiente paso es añadir la nata líquida. Batimos hasta que la nata se mezcle por completo en la masa.

Cuando tengamos una mezcla homogénea añadimos la mezcla de ingredientes secos que habíamos preparado al inicio de la receta. Con ayuda de una espátula o con una cuchara grande vamos incorporando la mezcla seca mediante movimientos envolventes para evitar la formación de grumos.

Por último, añadimos el café que teníamos reservado. Mezclamos de nuevo hasta obtener una masa homogénea y sin grumos.

Repartimos la mezcla entre los dos moldes.

Horno

Horneamos a 175ºC durante 30-35 minutos o hasta que el bizcocho esté hecho. Si al pinchar con un palillo éste sale limpio, el bizcocho ya está listo. Si usamos un único molde, el tiempo de horneado será mayor, unos 50-55 minutos.

Una vez horneados, dejamos enfriar los bizcochos sobre una rejilla. Cuando comiencen a separarse del molde podemos desmoldarlos y dejar que se enfríen por completo sobre la rejilla.

Tarta de chocolate negro y blanco con crema de pistacho

Elaboración de la crema de chocolate blanco

Derretimos el chocolate blanco al baño María o en el microondas. Una vez que lo tengamos derretido, dejamos que se temple. Si lo usamos caliente se nos estropeará la crema.

Tamizamos al azúcar glasé para evitar la formación de grumos.

En un recipiente amplio batimos la mantequilla punto pomada. Batimos la mantequilla hasta dejarla cremosa y de un color amarillo pálido.

Añadimos el azúcar de varias veces a la mantequilla y seguimos batiendo hasta obtener una crema suave y blanquecina. Si la crema queda muy espesa podemos añadir unas cucharadas de leche a temperatura ambiente. Mezclamos de nuevo.

Incorporamos el chocolate blanco derretido y templado a la mezcla anterior. Batimos hasta obtener una crema sedosa, sin grumos y de un bonito y brillante color blanco.

Elaboración de la cobertura de chocolate

Derretimos el chocolate junto con la mantequilla al baño María o en el microondas. Una vez que lo tengamos derretido le añadimos la leche y removemos hasta que se mezclen.

Dejamos que la cobertura de chocolate se temple. Cuando haya perdido temperatura lo pasamos a un biberón de pastelería o a una manga pastelera.

Montaje de la tarta de chocolate

Cuando los bizcochos estén fríos los cortaremos por la mitad con la ayuda de una lira de pastelería o con un cuchillo de sierra. Si los bizcochos no tienen la superficie lisa la igualaremos también.

Tarta de chocolate negro y blanco con crema de pistacho

Colocamos una de las mitades de un bizcocho sobre un plato y la cubrimos con una capa fina de crema de chocolate blanco y pistachos. Colocamos la otra mitad de bizcocho encima y con una espátula extendemos una capa de crema de chocolate blanco. Guardamos en el frigorífico 10-15 minutos para que ésta última capa se endurezca un poco y soporte mejor el peso de la siguiente capa.

Sacamos del frigorífico y continuamos con el montaje de la tarta. Colocamos una de las mitades de bizcocho que nos quedan y extendemos otra capa fina de crema de chocolate blanco y pistachos.  Colocamos la mitad de bizcocho de chocolate que nos queda.

Ahora cubrimos la tarta con la crema de chocolate blanco. Primero damos una capa fina de crema por toda la tarta. Enfriamos durante 10 minutos y damos otra capa, esta vez más gruesa.

Una vez que tengamos la tarta de chocolate totalmente cubierta de crema de chocolate blanco, la guardaremos en el frigorífico una hora o dos.

Tarta de chocolate negro y blanco con crema de pistacho

Decoración de la tarta de chocolate

Sacamos la tarta del frigorífico y comenzamos a decorarla.

Cubrimos la parte superior de la tarta con la cobertura de chocolate que habíamos preparado antes. Dejamos que caigan unos pequeños chorretes de chocolate por los laterales de la tarta de chocolate.

Antes de que la cobertura de chocolate se endurezca acabamos de colocar la decoración: grageas y virutas de chocolate. También podemos espolvorear un poco de cacao en polvo sin azúcar.

¿Qué os ha parecido esta deliciosa tarta de chocolate negro y blanco con crema de pistachos? Os va a encantar, os lo aseguro. Ideal para cualquier fiesta o celebración.

La crema de chocolate blanco y pistacho que nos sobre la podemos guardar en el frigorífico y usarla como cualquier crema de chocolate. En frío nos durará como mínimo una semana. Untada en un trozo de pan o en unas galletas está deliciosa. Para consumirla, lo mejor es sacarla un par de horas antes del frigorífico para que se atempere.

Nosotros nos vamos a tomar una trozo de de tarta de chocolate ahora mismito.

Espero que os haya gustado y hasta la próxima