Se acerca la Semana Santa y como receta de esta semana os proponemos estos Hot cross buns, unos bollitos ingleses tipo brioche, muy típicos en esta época del año.

Hot cross buns

Normalmente, se preparan el Viernes Santo, de ahí su nombre, Bollitos de la Cruz. Son unos bollos ligeramente especiados, suelen llevar clavo, lo que les da un olor muy particular e intenso, además de canela y nuez moscada.

Además llevan uvas pasas y trocitos de piel de cítricos confitados. En esta ocasión sólo usaremos pasas y para aromatizarlos aún más les añadiremos ralladura de naranja.

Son muy fáciles de preparar y los ingredientes los encontramos con facilidad en nuestras alacenas o cocinas. Lo único que hemos de tener en cuenta son los tiempos de levado. Hemos de calcular bien los tiempos para prepararlos. Calculad que tardaremos entre 4 y 5 horas en tener los hot cross buns listos. Podemos prepararlos a primera hora de la mañana para tenerlos a la hora de la merienda. También podemos hornearlos por la noche para desayunarlos a la mañana siguiente.

Esta Semana Santa ya tenéis receta para hacer. Si estáis cansados de hacer siempre torrijas en esta época, estos Hot cross buns son una opción perfecta para cambiar de dulce.

Comenzamos con estos riquísimos Hot cross buns. ¡Al ataque!
Hot cross buns

Ingredientes

Para unos 10-12 bollitos

Para los hot cross buns:
  • 450-500 g de harina de fuerza
  • 200 ml de leche
  • 80 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla
  • 7 g de levadura de panadería seca (un sobrecito)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Una cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 cucharadita de clavo molido
  • 80 g de pasas
  • 2 huevos más otro para pintar los bollitos
  • Ralladura de una naranja
Para la pasta de la cruz:
  • 3 cucharadas de harina
  • 3-4 cucharadas de agua
  • 2 cucharaditas de azúcar

Elaboración de los hot cross buns

En primer lugar, calentamos la leche pero sin que llegue a hervir. Sólo es necesario calentarla un poco, lo suficiente para que la mantequilla se derrita. Añadimos la mantequilla a la leche y removemos para que se disuelva por completo. Dejamos que la mezcla se enfríe por completo. Reservamos.

Batimos los dos huevos ligeramente y los incorporamos a la mezcla de leche y mantequilla. No es necesario batir mucho para mezclarlo.

En un recipiente o cuenco amplio mezclamos la harina con la levadura, la sal, el azúcar y las especias. Podemos tamizar todos los ingredientes secos si queremos pero para en esta ocasión no es estrictamente necesario. Añadimos también la ralladura de una naranja.

Hacemos un hueco en el centro y añadimos la mezcla líquida que habíamos preparado antes. Podemos preparar la masa de los hot cross buns a mano o con batidora-amasadora.

Si usamos la batidora sustituimos las varillas por el gancho mezclador. Batimos a velocidad media durante 5 minutos, hasta que la masa esté elástica y no se nos pegue al tocarla. Sacamos la masa y sobre una superficie limpia y enharinada extendemos un poco la masa. Añadimos las pasas y amasamos de nuevo para que se integren por completo en la masa.

Si vamos a hacer los hot cross buns a mano, amasaremos la mezcla durante unos diez minutos. Primero dentro del recipiente en el cual hemos hecho la mezcla. Cuando no se nos pegue a las manos, la pasamos a una superficie ligeramente enharinada y añadimos las pasas. Amasamos hasta que nos quede suave y elástica.

Hot cross buns

Primer levado de la masa

Aceitamos un cuenco grande y colocamos la masa de los hot cross buns dentro de él. Tapamos con un plástico de cocina o con un paño limpio.

Dejamos reposar durante mínimo 2 horas o hasta que haya doblado su tamaño en un lugar cálido, sin corrientes de aire ni cambios bruscos de temperatura. Cuanto más cálido sea el sitio en el cual dejemos la masa, mucho mejor pero no es conveniente ponerla cerca de fuentes de calor como radiadores o similar.

Una vez que la masa haya doblado su tamaño la volcamos de nuevo sobre una superficie enharinada y con delicadeza la aplastamos ligeramente para eliminar el exceso de aire. Cortamos la masa en 10-12 porciones iguales. Lo mejor para cortar la masa es emplear una rasqueta o cortador de metal. Es una herramienta muy barata y que nos va a venir muy bien a la hora de hacer porciones de masa, tanto en repostería como en panadería.

Con las porciones que hemos cortado hacemos bolitas ayudándonos de las manos, igual que cuando hacemos albóndigas.

Hot cross buns

Segundo levado de la masa

Colocamos los hot cross buns sobre una bandeja o fuente sobre la que previamente habremos colocado un trozo de papel de horno del mismo tamaño. Tapamos con un paño limpio o con plástico de cocina y dejamos que leven hasta doblar su tamaño.

Este segundo levado se producirá en 1-2 horas. Dependerá, al igual que el primer levado de las condiciones del lugar en el que hayamos dejado los bollitos reposando.

Hot cross buns

Elaboración de la pasta para la cruz

En un recipiente pequeño añadimos la harina, el azúcar y un par de cucharadas de agua. Mezclamos hasta que nos quede una pasta homogénea y sin grumos. Si la pasta queda muy espesa o tosca añadimos otra cucharada de agua. Nos ha de quedar una textura similar a la de la pasta de dientes. Si queda más líquida, al hacer la cruz en los bollitos se nos escurrirá y quedará un desastre.

Pasamos la pasta a una manga pastelera o a un biberón de pastelería con una boquilla redonda de tamaño medio. Reservamos.

Una vez que los hot cross buns hayan subido y tengan su tamaño final, los pintamos con huevo batido para que nos queden brillantes y bonitos después de hornearlos. Pintarlos con cuidado para no pincharlos.

A continuación dibujamos sobre cada uno de los bollitos una cruz con la pasta que hemos preparado antes. Con un poco de maña y paciencia nos quedarán perfectos. Si no os apetece u os parece complicado hacer la cruz, podéis obviar este paso y hacer los hot cross buns sin su característica cruz. Van a quedar estupendos pero les faltará ese pequeño detalle.

Horno

Precalentamos el horno a 220ºC durante 10 minutos. Pasado este tiempo metemos los hot cross buns y bajamos la temperatura a 180ºC. Horneamos durante 15 minutos.

Pasado este tiempo sacamos los bollitos del horno y dejamos que se enfríen sobre una rejilla.

Hot cross buns

Conservación de los hot cross buns

Al ser bollería, lo mejor es consumirlos el mismo día que se hacen o como mucho al día siguiente. Los guardaremos en un recipiente hermético pero es inevitable que pasados uno o dos días, los hot cross buns comiencen a endurecerse.

Un truco que hacemos en casa cuando comienza a endurecerse es abrirlos por la mitad y calentarlos en el tostador unos minutos, igual que unas tostadas de pan. Quedan deliciosos con un poco de mermelada y mantequilla o incluso con un poco de jamón york o pavo. El relleno lo dejamos a vuestra elección. Otra forma de aprovechar los bollitos duros es hacer un pudding. En futuras recetas os contaremos cómo preparar un delicioso pudding con sobras de bizcochos, magdalenas o brioches.

Hot cross buns

¡Esta Semana Santa no tenéis excusa! Ya habéis visto que la receta es sencilla y sólo tenéis que respetar los tiempos de levado. Ya nos diréis que os han parecido estos hot cross buns.

Espero que os haya gustado y hasta la próxima.