Que las galletas nos vuelven locos no es ningún secreto, como bien sabéis los que nos seguís. Por este motivo esta semana seguimos en “modo galleta” y os traemos esta deliciosa receta de Galletas de avena con naranja y chocolate.

Galletas de avena con naranja y chocolate

No sé cuantas recetas de galletas de avena tenemos en La Dulceneta pero seguro que son muchas. Me encanta la textura que la avena le da a las galletas. Además, la avena es un cereal con un gran contenido en proteínas, vitaminas e hidratos de carbono. La avena tiene un gran poder saciante, nos ayuda a controlar el colesterol y contribuye a mantener el sistema cardiovascular sano. Vamos, que todo son ventajas. Y lo mejor de todo en que está riquísima.

Si además le añadimos naranja y una buena dosis de chocolate, el resultado no puede ser mejor. Unas galletas crujientes, con muchísimo sabor, ideales para darnos una dosis extra de energía en cualquier momento.

¡No vais a poder parar de comerlas!

IngredientesGalletas de avena con naranja y chocolate

Para 20-24 galletas

  • 150 g de mantequilla punto pomada
  • 65 g de panela
  • 75 g de azúcar moreno
  • 230 g de harina
  • Una pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 100 g de copos de avena
  • Zumo de una naranja
  • Ralladura de naranja
  • 60 g de chips de chocolate negro

Elaboración de las galletas de avena

En un cuenco amplio batimos la mantequilla punto pomada hasta que esté cremosa y suave. Con unas varillas manuales es más que suficiente pero también se pueden hacer con batidora de varillas.

A continuación, añadimos los dos tipo de azúcar. Si no encontráis panela podéis usar únicamente azúcar moreno. La panela es un azúcar integral de caña muy usado en América Latina y tiene un sabor acaramelado muy rico que nos viene muy bien para estas galletas de avena.

Batimos hasta que el azúcar se integre por completo en la mezcla.

En esta receta no usaremos huevo, como hacemos en casi todas las recetas de galletas. He de confesar que esta receta nació gracias a un despiste. Una tarde estaba horneando varias tandas de diferentes tipos de galletas y entre unas cosas y otras, en la última receta se me olvidó añadir el huevo. La receta eran estas galletas que os estoy enseñando hoy. El resultado no pudo ser mejor.  Una galleta crujiente, con un sabor increíble a naranja y chocolate. Así da gusto equivocarse.

En otro recipiente mezclamos la harina con la sal, la levadura y los copos de avena. Añadimos a la mezcla anterior y con una espátula mezclamos hasta que todos los ingredientes se integren por completo. La mezcla que nos quedará será bastante blanda.

Por último añadimos la ralladura de la naranja, el zumo y las pepitas de chocolate. Mezclamos hasta obtener una masa de galletas homogénea.

Galletas de avena con naranja y chocolate

Reposo de la masa de galletas

Como os comentaba antes, la masa de estas galletas de avena es muy blanda y un poco difícil de manejar. Es bastante pegajosa y los dedos se nos quedan pegados a ella si tratamos de cogerla. Lo mejor es cortar un buen trozo de plástico de cocina y volcar encima de él toda la masa. Ayudándonos del plástico le daremos forma de bola y la taparemos. Una vez que tengamos la masa cubierta con el plástico, la refrigeraremos hasta que quede firme al tacto.

Pasado el tiempo de reposo en frío, la estiraremos sobre una superficie enharinada. El grosor de estas galletas de avena será más o menos de 4-5 mm.

Cortamos con un cortapastas circular de 5-6 cm de diámetro. Podéis usar el cortapastas que más os guste o, en en el caso de no tener cortadores de galletas, podéis hacer una bolita y aplastarla ligeramente con la palma de la mano. Tenemos que trabajar rápido porque la masa se ablanda enseguida.

Colocamos las galletas de avena sobre una bandeja en la que previamente hayamos colocado una hoja de papel de horno o vegetal.

Galletas de avena con naranja y chocolate

Horno

Precalentamos el horno a 180ºC.

En una posición intermedia del horno colocamos la bandeja y horneamos durante 13-15 minutos a 180ºC. Pasado este tiempo las sacamos del horno. Las galletas han de estar tiernas al salir del horno. Posteriormente, al enfriarse, se endurecerán.

Dejamos que se enfríen sobre una rejilla.

Conservación de las galletas de avena

Una vez que las galletas están frías, lo mejor es guardarlas en un recipiente hermético para que éstas, no estén en contacto con el aire. Si no está bien cerrado el recipiente o la lata, las galletas se pueden revenir y ablandarse. Nos duran en perfectas condiciones 3-4 días.

También podéis congelar las galletas antes de hornearlas, justo después de darles forma. Lo mejor es colocarlas sobre una tabla finita de plástico y congelarlas un rato en esa posición. Cuando se hayan endurecido podemos meterlas en una bolsa para congelar y guardarlas en el congelador hasta el momento de hornearlas. De esta manera siempre tendremos galletas recién horneadas.

Como habéis visto es una receta muy sencilla pero el resultado no puede ser mejor.

Estas galletas de avena con naranja y chocolate son una buena opción para desayunar, para almorzar a media mañana, para merendar con un buen vaso de leche… Riquísimas a cualquier hora del día.

Para hacerlas aún más deliciosas podéis bañarlas en chocolate negro fundido y rallar encima un poco de piel de naranja o decorarlas con unos hilitos de chocolate blanco o con leche.

Galletas de avena con naranja y chocolate

Espero que os haya gustado y hasta la próxima.